Constelación de Aquila (el Águila).

Constelación de Aquila (el Águila): mitología y objetos de interés

La constelación de Aquila (el Águila) se encuentra entre Aquarius (Acuario) y Ophiuchus (Ofiuco). Fue descrita por Ptolomeo en el siglo II A.C y contiene la estrella Altair, una de las más brillantes del cielo, que forma parte del famoso «Triángulo de verano».

Constelación de Aquila (el Águila): Historia y ubicación

La constelación de Aquila (el Águila) simboliza el águila de los truenos, que fue enviado por Zeus para raptar a Ganímedes. Este se convirtió en el copero de los dioses en el monte Olimpo y está representado por la constelación de Acuarius (Acuario).

Aquila (el Águila) se ve más alta en el horizonte mirando hacia el sur a mediados de julio.

Constelación de Aquila (el Águila): Aquila se encuentra entre Acuarius (Acuario) al este y Ophiuchus (Ofiuco) al oeste.
Constelación de Aquila (el Águila): Aquila se encuentra entre Acuarius (Acuario) al este y Ophiuchus (Ofiuco) al oeste.

Altair es la estrella más brillante de la constelación, que con una magnitud aparente de 0,77, es también la 12ª estrella más brillante del firmamento nocturno. Su nombre en árabe significa “el águila voladora”.

Antinoo, una constelación desaparecida

El emperador Adriano creó en el año 132 una nueva constelación a la que llamó Antinoo, en homenaje a un hermoso joven que era su amante. Antinoo estaba formada por las estrellas de la parte sur de la constelación de Aquila (el Águila).

La desaparecida constelación de Antinoo estaba formada por las estrellas de la parte sur de la constelación de Aquila (el Águila).
La desaparecida constelación de Antinoo estaba formada por las estrellas de la parte sur de la constelación de Aquila (el Águila).

En distintos momentos, Antinoo ha sido considerada como una constelación separada o como un asterismo. Hasta que en 1922 la Unión Astronómica Internacional (UAI) la descartó definitivamente, formalizando las 88 constelaciones que conocemos hoy en día.

Constelación de Aquila (el Águila): Mitología

En la mitología griega, Aquila (el Águila) se identifica con el águila portador de los rayos de Zeus. Fue enviado por Zeus para raptar a Ganímedes, el joven y bello troyano deseado por Zeus.

En otro mito, Aquila (el Águila) representa a Afrodita disfrazada de águila, fingiendo perseguir a Zeus. También hay una leyenda que cuenta que Zeus adoptó un águila que se le apareció durante un sacrificio, antes de la Guerra de los Titanes.

El rapto de Ganímedes

Según la leyenda, Zeus se enamoró perdidamente de un hermoso joven mortal llamado Ganimedes, al verlo en el monte Ida, cerca de Troya, en Frigia.

Ganimedes estaba cuidando ovejas en el monte Ida cuando de repente un águila lo raptó, transportándolo al Monte Olimpo. Unas veces se dice que el águila fue enviado por Zeus y otras, que era Zeus mismo transformado en águila.

El rapto de Ganimedes.
El rapto de Ganimedes.

En el Olimpo, Zeus otorgó a Ganimedes juventud eterna e inmortalidad. Lo convirtió en su amante y le nombró copero oficial de los dioses, en lugar de Hebe. Esta fue relevada de sus deberes de copera al casarse con Heracles.

Zeus compensó al padre de Ganimedes, Tros, regalándole unos caballos inmortales, entregados por el dios mensajero Hermes. Ganimedes está representado en el cielo como la constelación de Aquarius (Acuario), adyacente a la constelación de Aquila (el Águila).

Afrodita se disfraza de Águila

Zeus quedó prendido de la belleza de Leda, esposa de Tíndaro, rey de Esparta, y urdió un plan para poseerla. Se transformó en un cisne y mandó a Afrodita a perseguirle disfrazada de un enorme águila.

Zeus, en forma de cisne, seduce a Leda, reina de Esparta.
Zeus, en forma de cisne, seduce a Leda, reina de Esparta.

Zeus, en forma de cisne, bajó fingiendo huir del águila hacia donde estaba Leda y ésta, apiadándose de él, abrió los brazos para acogerlo. Una vez en sus brazos, Zeus aprovechó para poseerla.

La guerra de los Titanes

La guerra de los Titanes es la batalla que, segun la mitología griega, libraron los Olímpicos, dirigidos por Zeus, contra los Titanes, comandados por Crono, padre de Zeus. Por tanto, una batalla primordial entre padre e hijo en toda regla.

Antes de comenzar la guerra contra los Titanes, Zeus reunió a sus aliados para hacer un sacrificio en el altar que le habían construido los Cíclopes. Zeus dedicó sus ofrendas a Urano, Gea y Helio. Se conmemoraba así la alianza de los hijos de Crono con los Cíclopes contra los Titanes.

Zeus y su águila, Aetos Dios.
Zeus y su águila, Aetos Dios.

Entonces, en el momento del sacrificio, se le apareció a Zeus un águila real y este lo interpretó como un presagio de victoria en la batalla que estaba por venir. Se dice que el águila de Zeus, también conocido como «Aetos Dios», era una antigua creación de la diosa Gaia.

Zeus adoptó el águila y lo consagró a su servicio y, a partir de entonces, usó el emblema de un águila real en su estandarte de guerra. Zeus también consideró al águila digno de figurar en el cielo, representado en la constelación de Aquila (el Águila).

Constelación de Aquila (el Águila): Estrellas principales

Altair, la estrella más brillante de la constelación de Aquila (el Águila), está flanqueada por dos estrellas (Alshain, a la izquierda, y Tarazed a la derecha), que parecen formar las alas de un ave o una balanza.

Constelación de Aquila (el Águila): Estrellas principales.
Constelación de Aquila (el Águila): Estrellas principales.

Estas tres estrellas no simbolizan la constelación de Aquila, sino que se ubican en la espalda y cuello del águila que si representa a la constelación. Una línea recta que pasa a través de ellas, hacia abajo, señala a Theta Aquilae.

Eta Aquilae está a la derecha y un poco hacia abajo de Theta. Delta se encuentra debajo y a la derecha de Tarazed, mientras que Sigma está directamente debajo de Altair. Lambda está a la derecha, en el borde inferior.

Un águila girada

La cola del águila está marcada por dos estrellas: Deneb al Okab Australis (ζ Aql) y Deneb al Okab Borealis (ε Aql). Y estas denominaciones no son casuales, ya que la palabra «Deneb» proviene del árabe y significa precisamente «cola».

Sin embargo, en los dibujos modernos estas estrellas ya no están en la cola del águila, sino en un ala, lo que no deja de ser sorprendente.

Efectivamente, la figura del águila se ha girado por conveniencia, para identificarla mejor. La cabeza del águila actualmente apunta hacia Vulpecula (Zorrilla), cuando antes lo hacía hacia Aquarius (Acuario) (ver Antinoo). Más apropiado, si tenemos en cuenta el mito de Ganímedes.

Altair (α Aql, Alpha Aquilae)

Con una magnitud de 0.77, Altair (α Aql) es la estrella más brillante de la Constelación de Aquila (el Águila) y la 12ª estrella más brillante en el cielo. Se encuentra a 16.7 años luz y forma parte del famoso «Triángulo de Verano», con Vega (α Lyr) y Deneb (α Cyg).

El nombre «Altair» proviene del árabe, y significa «el águila voladora», aunque la constelación no se parece mucho a un águila. Sin embargo, Altair está flanqueada por un par de estrellas, Alshain (β Aql) y Tarazed (γ Aql), que si podrían recordar a un ave con las alas extendidas.

Altair es una estrella enana en la secuencia principal (fusiona hidrógeno en su núcleo) de clase A (A7). Es 10.6 veces más brillante que el Sol, tiene un radio 1.8 veces el del Sol y 1.8 masas solares.

Altair se está desplazando contra el fondo de estrellas distantes más rápidamente que la mayoría. En tan solo 5 mil años se habrá desplazado un grado en el cielo. Su velocidad de rotación ecuatorial es de 210 km/s, en comparación con los 2 km/s del Sol.

Comparativa de tamaño y forma entre Altair y el Sol. La alta velocidad de rotación de Altair hace que se distorsione, formando un esferoide oblato.
Comparativa de tamaño y forma entre Altair y el Sol. La alta velocidad de rotación de Altair hace que se distorsione, formando un esferoide oblato.

Su período de rotación es de solo 10 horas máximo, mientras que el Sol tarda casi un mes en completar un giro. Esta alta velocidad de rotación de Altair hace que se distorsione, formando un esferoide oblato con un achatamiento del 14% en los polos.

Altair es una variable «Delta Scuti», la más brillante del cielo nocturno. Las variables «Delta Scuti» o «Cefeidas enanas» son un tipo de estrellas variables que muestran variaciones en su luminosidad debidas a pulsaciones de su superficie.

Tarazed (γ Aql, Gamma Aquilae)

Con una magnitud de 2.72, Tarazed (γ Aql) es la segunda estrella más brillante de la Constelación de Aquila (el Águila). Bayer, sin embargo, le asignó la letra Gamma, y a Alshain, una estrella de cuarta magnitud, la Beta. Se encuentra a una distancia de 460 años luz.

El nombre «Tarazed» proviene del persa, y significa «la viga de la balanza». Para los antiguos persas, Altair y sus dos estrellas acompañantes, Alshain (β Aql) y Tarazed (γ Aql), formaban una balanza en el cielo.

Tarazed es una brillante estrella gigante de clase K (K3), con una una luminosidad 2.960 veces la del Sol, un radio de 110 soles y una masa aproximadamente cinco veces la del Sol.

Es un auténtico gigante astronómico: Si fuera nuestro Sol, se extendería hasta la mitad de la órbita de la Tierra. Cubriría un ángulo de 60 grados en el cielo, dos tercios del camino desde el horizonte hasta el zénit.

Tarazed es tambien una fuente de rayos X y una estrella «híbrida» rara, similar a Sadalmelik (Alpha Aquarii). Como esta, muestra características tanto de gigantes luminosas con vientos fríos, como de estrellas menos luminosas con capas exteriores calientes, más parecidas al Sol.

Con una edad de poco más de 100 millones de años, Tarazed probablemente esté ya fusionando helio en su núcleo para formar carbono. Con el tiempo, se convertirá en una enana blanca.

Deneb al Okab Australis (ζ Aql, Zeta Aquilae)

Con una magnitud de 2.99, Deneb al Okab Australis (ζ Aql) es la tercera estrella más brillante de la Constelación de Aquila (el Águila). Bayer le asignó la letra Zeta, y a su compañera, Deneb al Okab Borealis (ε Aql), la letra épsilon, a pesar de ser más brillante que ésta última.

A una distancia de 83 años luz, Deneb al Okab Australis tiene la luminosidad de 39 soles, un radio 2.2 veces el del Sol y 2.4 masas solares.

El nombre «Deneb» proviene del árabe, y significa «cola». En Cygnus (el Cisne) ya existe una estrella llamada Deneb, justo en la cola del Cisne y son dos las estrellas que también se llamaban originalmente Deneb en la cola del Águila.

Para distinguirlas entre sí y diferenciarlas de la estrella Deneb en Cygnus (el Cisne), hubo que darles nombres más largos. Así, a la que se encontraba más al norte, se la llamó Deneb al Okab Borealis y a la del sur, Deneb al Okab Australis.

En los dibujos modernos de la constelación estas estrellas no están ya en la cola del Águila, sino en un ala (ver un águila girada).

Un gran rotador

Deneb al Okab Australis es una enana blanca de hidrógeno de clase A (A0) aparentemente común. Sin embargo, es una de las estrellas con mayor velocidad de rotación conocidas. Gira a 330 km/s, en el ecuador, 165 veces más que el Sol y tiene un periodo de rotación de tan solo 16 horas.

Tiene dos compañeras enanas M tenues, con una separación de solo 6 segundos de arco aproximadamente. La más próxima está al menos a 125 UA y tarda más de 800 años en completar una revolución orbital.

La más lejana, si de hecho es un compañera real y no una coincidencia de línea de visión, está al menos a 6 mil UA de distancia y tarda al menos 250 mil años en dar una vuelta completa.

Almizan II (η Aql, Eta Aquilae)

Almizan II (η Aql) tiene una magnitud nominal de 3,90 y se encuentra a 1.100 años luz de distancia. Desafortunadamente, no recibió un nombre propio de los antiguos. Representa la cabeza de la desaparecida constelación de Antinoo, transportado este por el águila.

Es una supergigante luminosa de clase F (F6) de color blanco amarillento, que brilla 3.400 veces más que el Sol, tiene un radio 65 veces mayor y una masa aproximada de siete veces la del Sol.

Variable Cefeida

La particularidad más importante de Eta Aquilae es que es una de las variables Cefeidas más prominentes del cielo. Su variabilidad fue descubierta en 1784.

Polaris es en realidad la más brillante de todas las Cefeidas, pero sus pequeñas variaciones no son perceptibles a simple vista.

Las variaciones de brillo de Eta Aquilae, en cambio, si son perceptibles a simple vista. Su brillo cambia de magnitud 3,5 a 4,3, y viceversa, en un preciso periodo de 7d 4h 14m y 22s.

Como todas las Cefeidas, Eta Aquilae ha dejado de fusionar hidrógeno en su núcleo, y probablemente esté fusionando helio. Una capa profunda funciona como una válvula, regulando el flujo de radiación y haciéndola pulsar, cambiando su temperatura superficial y su radio.

Las variables Cefeidas están entre las estrellas más importantes del cielo, ya que sus períodos de variación están estrictamente relacionados con sus luminosidades. Son tan luminosas que se pueden ver fácilmente en otras galaxias, y así determinar sus distancias.

Eta Aquilae dejará algun día de pulsar. Perderá entonces la mayor parte de su envoltura externa y morirá como una diminuta enana blanca, más pequeña que la Tierra.

Constelación de Aquila (el Águila): Asterismos

La constelación de Aquila (el Águila) no contiene ningún asterismo propio. Sin embargo, forma un famoso asterismo con las constelaciones de Cygnus (el Cisne) y Lyra (la Lira): «El Triángulo del Verano».

El Triángulo del Verano

El asterismo «Triángulo del Verano» está formado por tres estrellas: Deneb (α Cyg) en Cygnus (el Cisne), Vega (α Lyr) en Lyra (la Lira) y Altair (α Aql) en Aquila (el Águila). Altair se encuentra en el vértice sureste del triángulo.

Constelación de Cygnus (Cisne): El asterismo "Triángulo del Verano" está formado por tres estrellas: Deneb (α Cyg), Vega (α Lyr) y Altair (α Aql).
Constelación de Cygnus (Cisne): El asterismo «Triángulo del Verano» está formado por tres estrellas: Deneb (α Cyg), Vega (α Lyr) y Altair (α Aql).

Constelación de Aquila (el Águila): Objetos más interesantes

La Constelación de Aquila (el Águila) no contiene ningún objeto Messier. Sin embargo, cuenta con numerosos cúmulos estelares y una buena colección de conocidas nebulosas planetarias.

También hay que destacar la Nebulosa «E», una impresionante nebulosa oscura con forma de letra «E», visible con prismáticos o telescopios de baja potencia.

Cúmulo abierto «Unicornio Volador» (NGC 6709)

NGC 6709 es un cúmulo abierto descubierto por William Herschel el 19 de julio de 1828. Se encuentra a 5 grados al suroeste de Zeta Aquilae, a una distancia de unos 3.500 años luz. Puede resolverse fácilmente con un telescopio pequeño.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6709.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6709.

Se trata de un cúmulo abierto bastante disperso que contiene alrededor de 60 estrellas, con magnitudes de 9 a 12. Las más brillantes son un par de estrellas de magnitud 9, una azul y otra dorada, en el extremo occidental.

NGC 6709, cúmulo abierto "Unicornio Volador".
NGC 6709, cúmulo abierto «Unicornio Volador».

Sus numerosas estrellas ligeramente azuladas evidencian que se trata de un cúmulo relativamente joven, con una edad de unos 315 millones de años. Por comparación, el Sol, más frío y amarillento, tiene alrededor de 4,5 mil millones de años de edad.

Cúmulo abierto NGC 6738

NGC 6738 es un cúmulo abierto que se encuentra a unos 2,5 grados al suroeste de Zeta Aquilae, cerca de NGC 6709. Está ubicado aproximadamente a 2.300 años luz de distancia de la Tierra.

Se trata de un cúmulo muy disperso, formado por unas 50 estrellas. Cubre un área aproximada en el cielo de 30 minutos de arco, el equivalente a una luna llena.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6738.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6738.

Sus estrellas más brillantes forman una cadena de norte a sur que atraviesa su centro. Una cadena más ténue se encuentra en el extremo este del cúmulo.

NGC 6738, cúmulo abierto.
NGC 6738, cúmulo abierto.

Aunque NGC 6738 está clasificado como un cúmulo abierto, algunos estudios apuntan a que podría ser simplemente un asterismo. Es decir, un conjunto de estrellas que forman un patrón en el cielo, pero sin ninguna relación física entre ellas.

Cúmulos abiertos NGC 6755 y NGC 6756

NGC 6755 es un cúmulo abierto de 80 estrellas de magnitud 10, que ocupa 15 minutos de arco (media luna llena). Una banda oscura divide el cúmulo en dos partes desiguales, siendo la sección situada al sur más grande y brillante. Está ubicado a unos 3 grados al este de Delta Aquilae.

NGC 6756 es un cúmulo abierto de magnitud 10 con una extensión de 4 minutos de arco (4 veces más pequeño que NGC 6755) y con un diámetro de 6 años luz. Está ubicado a solo 30 minutos de arco al noreste de NGC 6755.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC6755_6756.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC6755_6756.

Ambos forman un doble cúmulo visual. Sin embargo, probablemente no formen un sistema físico de cúmulos binarios, ya que tienen diferentes edades y están demasiado distantes entre sí.

NGC 6755 y NGC 6756, cúmulos abiertos.
NGC 6755 y NGC 6756, cúmulos abiertos.

Efectivamente, NGC 6755 está aproximadamente a 4.700 años luz, mientras que NGC 6756 se encuentra a unos 4.900 años luz. El cúmulo más grande a la izquierda, es NGC 6755 y el más pequeño a la derecha, es NGC 6756.

Al encontrarse en las proximidades del ecuador galáctico, estos cúmulos muestran cierto enrojecimiento debido a la presencia de polvo interestelar.

Cúmulo globular NGC 6760 (Mel 219)

NGC 6760 es un cúmulo globular descubierto por el astrónomo británico John Russell Hind en 1845. Se encuentra a 24 mil años luz de la Tierra y tiene una magnitud de 9.1, por lo que es fácil de encontrar con pequeños telescopios.

Está ubicado a cerca de 4 grados al suroeste de Delta Aquilae, tiene un tamaño aparente en el cielo de 9,6 minutos de arco y un diámetro de 67 años luz.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6760.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6760.

Los cúmulos globulares, segun su trayectoria, pueden llegar a pasar a través del disco de la Vía Láctea, desencadenando un proceso de formación estelar que lleva al nacimiento de cúmulos abiertos.

Cúmulo globular NGC 6760 (Mel 219).
Cúmulo globular NGC 6760 (Mel 219).

De este modo, hace 64.5 millones de años, NGC 6760 habría dado lugar a los cúmulos abiertos Ruprecht 127 y VdB 202.

Cúmulo globular NGC 6749

NGC 6749 es un débil cúmulo globular, ubicado a 26 mil años luz de la Tierra. Tiene un tamaño aparente en el cielo de solo 4 minutos de arco y un diámetro de 30 años luz.

Es un cúmulo globular muy poco compacto, con una magnitud superficial de 21.8, y se encuentra en un rico campo estelar. Todo esto convierte a NGC 6749 en el cúmulo globular más difícil de observar.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6749.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6749.

Fue descubierto por John Herschel el 15 de julio de 1827 y, sorprendentemente, a pesar de que es un objeto dificil de observar, este fue el primer cúmulo estelar que descubrió.

NGC 6749, cúmulo globular.
NGC 6749, cúmulo globular.

El cúmulo tiene una latitud galáctica de solo -2.2°, lo que lo situa prácticamente en el ecuador galáctico. Por lo tanto, lo observamos a través de una densa capa de gas y polvo interestelar que dispersa la luz azul, haciendo que el cúmulo adquiera una tonalidad rojiza.

Nebulosa Oscura «E» (Barnard 142 y 143)

La llamada nebulosa «E» son en realidad dos nebulosas oscuras cercanas, registradas en el catálogo del astrónomo estadounidense Edward Emerson Barnard con los números 142 y 143. Se encuentra a 1,6 grados al oeste de Tarazed (γ Aql).

Constelación de Aquila (el Águila): Barnard 142 y143.
Constelación de Aquila (el Águila): Barnard 142 y143.

Barnard 143, con una característica forma de «C», se encuentra al norte de Barnard 142 y es fácil de detectar. Esta última forma la barra horizontal inferior de la ‘E’ y es, en cambio, significativamente menos conspicua.

Barnard 142 and 143, nebulosa oscura "E".
Barnard 142 and 143, nebulosa oscura «E».

La nebulosa «E» abarca un grado en el cielo, unas dos veces el tamaño de la luna llena. Puede verse fácilmente con prismáticos o un telescopio pequeño de baja potencia. La parte inferior de la vertical de la E es muy sutil y dificil de apreciar.

Nebulosas oscuras

Las nebulosas oscuras son objetos que ni emiten luz propia, ni reflejan la de las estrellas próximas. Las vemos solo porque destacan en primer plano sobre brillantes fondos estrellados. Son nubes de polvo y gas muy frío, que pueden llegar a formar estrellas algún día.

Para que esto suceda, la temperatura del hidrógeno en las nebulosas oscuras debe ser como mucho de 10 grados Celsius por encima del cero absoluto. Si está más caliente, los átomos se moverán demasiado deprisa, y cuando colisionen, no se fusionarán para formar estrellas.

Nebulosa planetaria «Traza Fantasma»» (NGC 6741)

NGC 6741, o nebulosa «Traza Fantasma», es una nebulosa planetaria a 7.000 años luz. Aunque bastante brillante, este objeto de solo 0,1 x 0,1 minutos de arco se ve muy pequeño a través de un típico telescopio de aficionado.

Fue por ello pasado por alto por los primeros exploradores del cielo, hasta que en 1882 fue descubierto por el astrónomo norteamericano Edward Charles Pickering.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6741.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6741.

Se encuentra ubicada a poco menos de 5 grados al norte de Lambda Aquilae, a una distancia de unos 7.000 años luz. Su diámetro es de entre dos décimas y un tercio de año luz.

NGC 6741, nebulosa planetaria ""Traza Fantasma"".
NGC 6741, nebulosa planetaria «»Traza Fantasma»».

La nebulosa brilla con un intenso resplandor ultravioleta, proveniente de la pequeña y caliente enana blanca en su centro. Esta estrella tiene una magnitud de 20, y por lo tanto, es difícil de visualizar dentro de la brillante nebulosidad.

Nebulosas Planetarias

Las estrellas con tamaños desde algo inferiores a nuestro Sol, hasta varias veces su masa, a menudo se convierten en nebulosas planetarias. Esta fase breve y tardía se inicia después de que las estrellas se hayan expandido hasta convertirse en gigantes rojas.

Los núcleos aún energéticos de estas estrellas hinchadas provocan que expulsen sus capas exteriores de gas, haciendo que la burbuja en expansión brille bajo la intensa luz ultravioleta de la estrella central.

La nebulosa planetaria recién formada brilla durante quizás 10 mil años, antes de que el material se disipe y la estrella progenitora se enfríe y desvanezca muy lentamente. El Sol expulsará su propia nebulosa planetaria dentro de unos 6 mil millones de años.

Las nebulosas planetarias tienen una amplia variedad de tamaños y formas. Solo alrededor de una quinta parte son esféricas. Otras. pueden parecer anillos, discos, tubos o carecer por completo de simetría.

Esta variedad se debe a las distorsiones provocadas por campos magnéticos, estrellas centrales binarias y otros fenómenos aún sin explicación.

Nebulosa planetaria «Ojo Resplandeciente» (NGC 6751)

Tambien conocida como «Ojo Resplandeciente», NGC 6751 es una nebulosa planetaria 1,1 grados al sur de Lambda Aquilae, a unos 6.500 años luz de distancia. Tiene un diámetro de unos 0,8 años luz, unas 600 veces el de nuestro sistema solar.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6751.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6751.

NGC 6751 se creó hace varios miles de años, cuando su envejecida estrella central comenzó a agotar el combustible nuclear. En sus convulsiones finales, la estrella expulsó sus capas externas al espacio, formando la nebulosa planetaria.

El núcleo colapsado de la estrella permanece en el centro de la nebulosa como una enana blanca, con una infernal temperatura superficial estimada en nada menos que 140.000 K.

NGC 6751, nebulosa planetaria "Ojo Resplandeciente".
NGC 6751, nebulosa planetaria «Ojo Resplandeciente».

La nebulosa muestra varias características notables poco comprendidas. Las regiones azuladas en la imagen marcan la posición del gas brillante más caliente, que forma un anillo casi circular alrededor del remanente estelar central.

En naranja y rojo se muestran las ubicaciones del gas más frío. Este tiende a formar largas corrientes que apuntan lejos de la estrella central, y un anillo circundante, con aspecto desgarrado, en el borde exterior de la nebulosa.

El origen de estas nubes más frías dentro de la nebulosa aún es desconocido. Sin embargo, las corrientes son una evidencia clara de que sus formas se ven afectadas por la radiación y los vientos estelares de la estrella caliente en el centro.

Nebulosa planetaria «Burbuja Cósmica» (NGC 6781)

NGC 6781, también conocida como «Burbuja Cósmica», es una nebulosa planetaria a 5 mil años luz de distancia. Se encuentra a unos 4 grados de Delta Aquilae, siguiendo la línea imaginaria que une esta estrella con Zeta Aquilae, hacia el noroeste.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6781.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6781.

NGC 6781 es una burbuja de gas casi perfecta, arrojada al espacio por una estrella moribunda. Esta burbuja de gas, que aun continúa en expansión, tiene ahora unos dos años luz de diámetro. La estrella central se enfriará paulatinamente, desapareciendo para siempre en la oscuridad del Cosmos.

NGC 6781, nebulosa planetaria "Burbuja Cósmica".
NGC 6781, nebulosa planetaria «Burbuja Cósmica».

Su forma imperfecta desde nuestra perspectiva, se debe a un fenómeno llamado «fotodisociación», producido por la radiación ultravioleta de estrellas cercanas. Los fotones altamente energéticos de estas estrellas descomponen las moléculas de la burbuja de gas, dispersándolas.

Nebulosa planetaria NGC 6790

NGC 6741 es una nebulosa planetaria con un diámetro angular de solo unos 5 segundos de arco y una magnitud de 10.5. Se encuentra a 1,5 grados al sur de Delta Aquilae, a 19 mil años luz de distancia.

Es un objeto difícil de observar, incluso en grandes aperturas. Vista con telescopio, parece poco más que una estrella difusa de color azul verdoso, por lo que se recomienda el uso de un filtro de OIII para resaltar la nebulosa.

Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6790.
Constelación de Aquila (el Águila): NGC 6790.

La nebulosa muestra una estructura escalonada en tres niveles: Un brillante anillo interno aparece rodeado por una capa de material, que a su vez está envuelta en un halo más grande.

NGC 6790, nebulosa planetaria.
NGC 6790, nebulosa planetaria.

Más Información: Aquila constellation

Sin Comentarios

Escribe un Comentario

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!