Constelación de Lyra (Lira).

Constelación de Lyra (la Lira): mitología y objetos de interés

La constelación de Lyra (la Lira) representa la lira de Orfeo y contiene la estrella Vega. Esta es una de las más brillantes del firmamento nocturno y forma parte del famoso asterismo «Triángulo del Verano».

Constelación de Lyra (la Lira): Historia y ubicación

La constelación de Lyra (la Lira) representa la lira de Orfeo y se encuentra entre Cygnus (el Cisne) al noreste y Hércules al suroeste. Contiene la brillante estrella Vega y la famosa estrella variable RR Lyr.

Constelación de Lyra (Lira): Lyra se encuentra entre Cygnus (el Cisne) al noreste y Hércules al suroeste.
Constelación de Lyra (Lira): Lyra se encuentra entre Cygnus (el Cisne) al noreste y Hércules al suroeste.

Vega (α Lyr) es la estrella más brillante de la constelación de Lyra (la Lira). Con una magnitud aparente de cero, es la quinta estrella más brillante del firmamento nocturno, justo detrás de Arturo (Alfa Bootis).

Según la leyenda, Apolo quedó tan prendado con la música de Orfeo que le regaló la lira que Hermes había fabricado con el caparazón de una tortuga. Esta es la Lira que aparece representada en la constelación de Lyra (la Lira).

Constelación de Lyra (la Lira): Mitología

La constelación de Lyra (la Lira) está relacionada con el mito de Orfeo, que para los antiguos griegos era el músico y poeta más talentoso de todos los tiempos.

Orfeo era hijo de Eagro, rey de Tracia, y de la musa Calíope. Cuando era joven, el dios Apolo le regaló una lira de oro y le enseñó a tocarla. Además, su madre, la más grande de todas las musas, le enseñó a escribir versos con inigualable maestría.

El poder seductor de la lira

A Orfeo se le atribuye la invención de la cítara y el mérito de añadir dos cuerdas más a la lira, que antes tenía siete. Así, la lira de Orfeo tenia nueve cuerdas, en honor a las nueve musas.

Tal era el poder de seducción de la lira de Orfeo que las fieras abandonaban sus guaridas para ir a escucharle, postrándose a sus pies. Hasta los árboles y piedras se conmovían al oir sus melodías.

Su lira fue fundamental para el éxito de la aventura de los Argonautas. Calmó las olas del mar impidiendo tempestades, detuvo las rocas que amenazaban con aplastar al Argos, sometió al dragón custodio del Vellocino de Oro y neutralizó el fatal canto de las Sirenas.

Orfeo y Eurídice

Eurídice, la bella esposa de Orfeo, se paseaba un día por las orillas del río Estrimón, en Tracia, cuando fue vista por Aristeo. Este se encaprichó de ella por su gran belleza y quiso atraparla.

Huyendo de él, Eurídice pisó inadvertidamente una víbora, y esta terminó mordiéndola en el talón, provocándole la muerte.

Al encontrar el cuerpo de su amada, Orfeo, profundamente conmovido, comenzó a entonar cánticos que hicieron llorar a dioses y ninfas. Estos, compadeciéndose de él, le aconsejaron que viajara al Inframundo para recuperar a Eurídice.

Orfeo baja al Inframundo

Orfeo, inconsolable, bajó entonces al Inframundo para tratar de rescatarla de la muerte. Allí, Hades y Perséfone, conmovidos por su amor y seducidos por sus cantos, aceptaron devolvérsela al mundo de los vivos, pero con una condición.

Orfeo debía caminar delante de Eurídice y no mirar nunca atrás, hasta que ambos hubieran llegado al mundo superior y Eurídice estuviese enteramente bañada por la luz del Sol. En caso contrario, perdería a su amada para siempre.

Orfeo rescata a Euridice del Inframundo.
Orfeo rescata a Euridice del Inframundo.

Orfeo contuvo su deseo de volver la mirada hacia su amada durante todo el trayecto, no volviéndose ni siquiera para asegurarse de que Eurídice estuviera a salvo cuando pasaban cerca de un demonio u otro peligro.

Pero cuando ambos emergieron a la superficie, Orfeo no pudo ya evitar dirigir la mirada hacia su amada. Sin embargo, Eurídice todavía tenía un pie en el inframundo, por lo que se desvaneció al instante para siempre.

La muerte de Orfeo

Fracasado su intento de liberar a su amada Eurídice del Inframundo, Orfeo se retiró a los montes. Allí evitó relacionarse con otras mujeres, pues seguía profesando un amor eterno hacia su amada Eurídice.

Las ménades tracias adoradoras de Dioniso, al sentirse despreciadas por él, lo terminaron matando. Lo despedazaron y esparcieron sus miembros, arrojando su cabeza y su lira al río Hebro. Dioniso castigó entonces a las ménades, convirtiéndolas en árboles.

Orfeo, al morir, pudo al fin reunirse con su amada Eurídice en el inframundo. Las Musas recogieron los fragmentos de su cuerpo, enterrándolos bajo el Monte Olimpo, y llevaron su lira al cielo, representada por la constelación de Lyra (la Lira).

Constelación de Lyra (la Lira): Estrellas principales

Debajo de la brillante estrella Vega (α Lyr), un pequeño paralelogramo de estrellas más tenues forma la figura de la constelación de Lyra (la Lira). Sheliak (β Lyr) está en la esquina inferior derecha y Sulafat (γ Lyr) en la esquina inferior izquierda del paralelogramo.

Constelación de Lyra (Lira): Estrellas principales.
Constelación de Lyra (Lira): Estrellas principales.

En la esquina superior izquierda está Delta Lyr (compuesta por Delta-2, la más brillante, y Delta-1). Zeta Lyr está en la esquina superior derecha, debajo de Vega (α Lyr). Epsilon Lyr, la famosa estrella Doble Doble, está debajo y a la izquierda de Vega (α Lyr).

R (13) Lyr es la estrella más brillante arriba y a la izquierda de Epsilon Lyr. Eta Lyr es la estrella de arriba del par que está a la izquierda de Delta Lyr.

Vega (α Lyr, Alpha Lyrae)

Con una magnitud de 0.03, Vega (α Lyr) es la estrella más brillante de la constelación de Lyra (la Lira) y la quinta más brillante del cielo, justo detrás de Arcturus y delante de Capella. Es una de las estrellas más cercanas, a solo 25 años luz de distancia de la Tierra.

Vega representa la lira del mítico Orfeo, el músico y poeta más talentoso de la antigua Grecia. Su nombre deriva de una frase árabe que significa «el águila que se precipita», ya que estaba asociada a la figura de un águila.

Es una de las tres estrellas más brillantes que dividen los cielos del norte en aproximadamente tres tercios, las otras son Arcturus y Capella. Junto con Altair (α Aql) y Deneb (α Cyg) forma el famoso asterismo «Triángulo del Verano».

Vega es una enana de clase A (A0) blanca en la secuencia principal. Al igual que el Sol, está a mitad de camino de su vida estable de fusión de hidrógeno. Es unas 36 veces más brillante que el Sol, tiene 2.3 masas solares y una edad de unos 400 millones de años.

Vega evolucionará hacia gigante roja de clase M en unos 500 millones de años, expulsando su envoltorio exterior de gas al espacio. Finalmente morirá, conviertiéndose en una enana blanca.

Un achatado estándar de medición

Su color blanco y brillo aparente convierten a Vega en un estándar básico para comparar magnitudes aparentes de otras estrellas.

Sin embargo, los estudios de Vega sufren de una grave complicación. Aunque parece rotar lentamente, Vega es en realidad un rotador rápido, con su eje casi apuntando hacia la Tierra.

La rápida rotación de Vega ha achatado la estrella, conviertiéndola en un esferoide oblato. Sus regiones ecuatoriales experimentan un fenómeno conocido como "oscurecimiento gravitacional".
La rápida rotación de Vega ha achatado la estrella por los polos, conviertiéndola en un esferoide oblato. Sus regiones ecuatoriales experimentan un fenómeno conocido como «oscurecimiento gravitacional».

La rotación hace que una estrella se achate por los polos, convirtiéndose en un esferoide oblato. Los polos, por lo tanto, se vuelven más calientes y el ecuador más frío. Un fenómeno bien conocido, llamado «oscurecimiento gravitacional».

Debido a su rápida rotación, el polo de Vega es, por tanto, considerablemente más brillante que el ecuador. Esto hace que el cálculo de luminosidad sea mucho más difícil de realizar que en estrellas de rotación lenta.

Disco de polvo

Vega es una de las primeras estrellas en las que se ha descubierto un gran halo luminoso de radiación infrarroja, que revela una nube circumestelar de polvo cálido.

Dado que Vega está rotando con su eje apuntando hacia la Tierra, la nube de polvo representa un disco de frente que puede no ser diferente al disco que rodea al Sol, que contiene los planetas.

Varias otras estrellas similares a Vega (Fomalhaut, Denebola, Merak) poseen discos similares. Los astrónomos especulan que pueden indicar la existencia de sistemas planetarios, aunque hasta ahora no se han detectado.

Sulafat (γ Lyr, Gamma Lyrae)

Con una magnitud 3,24, Sulafat (γ Lyr) es la segunda estrella más brillante de la constelación de Lyra (la Lira). Recibió la designación Gamma (γ) de Bayer, quien aparentemente catalogó las estrellas de Lyra en un patrón espiral.

«Sulafat» significa «tortuga» en árabe y se refiere no al animal, sino a su caparazón. La lira fue entregada a Apolo por Hermes, quien utilizó una concha de tortuga y siete cuerdas de tripa de oveja en su confección.

Sulafat es una estrella de clase B fría y tiene un color muy similar al de Vega. Sin embargo, a diferencia de Vega, es una estrella gigante. Se encuentra a 630 años luz de la Tierra, es 2.100 vecse más grande que el Sol y su diámetro es 15 veces el solar.

Con una masa 5 veces la del Sol, Sulafat dejó de fusionar hidrógeno en su núcleo hace unos 150 mil años. Su núcleo ahora está compuesto de helio y rodeado por una capa de hidrógeno en proceso de fusión.

En unos 200 mil años, Sulafat se habrá enfriado lo suficiente como para convertirse en una gigante naranja. Comenzará entonces a brillar más intensamente, a medida que el helio de su núcleo comience a fusionarse, formando carbono.

Sulafat terminará así conviertiéndose en una enana blanca pesada, compuesta de carbono y oxígeno. Una densa y compacta ascua cósmica del tamaño de la Tierra.

Sheliak (β Lyr, Beta Lyrae)

Con una magnitud 3,45, Sheliak (β Lyr) es la tercera estrella más brillante de la constelación de Lyra (la Lira). Está ubicada a 962 años luz de distancia de la Tierra y su luminosidad es 4.600 veces la del Sol.

«Sheliak» deriva originalmente de una antigua palabra griega que se refería a toda la constelación de Lyra. Los árabes adaptaron este término griego a su propio idioma, transformándolo en «Sheliak».

Sistema binario eclipsante

Sheliak es un sistema binario compuesto de una brillante gigante azul de clase B (B7), con una temperatura de 14.500 K, junto con una enana de clase B0.5 mucho más caliente e incluso más azul, a 30.400 K.

Este sistema binario es peculiar, ya que sus estrellas se eclipsan mutuamente. El plano de la órbita está inclinado de tal manera que durante un período orbital de 12.9 días una estrella eclipsa a la otra, resultando en una variabilidad de magnitud de 3.4-4.6.

Estas variaciones de luminosidad de Sheliak fueron descubiertas en 1784. Son fácilmente visibles a simple vista al comparar Sheliak con otras estrellas en la constelación, específicamente con su vecina Sulafat (γ Lyr).

La gigante azul de clase B7 es 8.300 veces más luminoso que el Sol, tiene un radio de 14,4 veces el solar y una masa de 2,25 soles. La enana de clase B0.5 tiene un brillo de 27.700 soles, 6 radios solares y una masa de 13,3 soles.

Lóbulo de Roche

Las dos estrellas están tan juntas (unas 0,25 UA) que las fuerzas de marea distorsionan intensamente al gigante azul de clase B7, obligándolo a llenar su «Lóbulo de Roche», una superficie con forma de «gota de agua estirada» a lo largo de la cual se equilibran las gravedades de las estrellas.

Sistema binario en el que una de las estrellas se ha expandido convirtiéndose en una gigante roja y llenando su lóbulo de Roche. El material de la gigante roja fluirá hacia su compañera binaria, creando un disco de acreción alrededor de ésta. Este desbordamiento del lóbulo de Roche ocurre a través del punto Lagrangiano interno L1, donde la gravedad de las dos estrellas se cancela.
Sistema binario en el que una de las estrellas se ha expandido convirtiéndose en una gigante roja y llenando su lóbulo de Roche. El material de la gigante roja fluirá hacia su compañera binaria, creando un disco de acreción alrededor de ésta. Este desbordamiento del lóbulo de Roche ocurre a través del punto Lagrangiano interno L1, donde la gravedad de las dos estrellas se cancela.

Como resultado, a medida que la gigante evoluciona, envía masa a través del punto Lagrangiano interno L1 (Ver dibujo) a una tasa de aproximadamente una centésima de masa solar por año (mil millones de veces la tasa de flujo del viento solar) hacia la enana más masiva, que va ganando peso a expensas de su compañera.

Sin embargo, la materia no fluye directamente de la gigante a la enana, sino que primero forma un grueso disco de acreción alrededor de la enana. Luego, el material del disco de acreción, procedente de la gigante, termina cayendo hacia la enana.

Entre la distorsión producida por las estrellas en órbita cercana y la masa que fluye en el sistema, el brillo de la estrella cambia continuamente, independientemente de si están o no eclipsándose mutuamente.

Doble Doble (ε Lyr, Epsilon Lyrae)

Doble Doble (ε Lyr) es bastante fácil de encontrar una vez localizada la estrella Vega (α Lyr), ya que esta forma un triángulo equilátero con sus vecinas ζ Lyr y Doble Doble (ε Lyr).

Con el uso de unos prismáticos podemos ver que esta estrella de cuarta magnitud (3.85) es en realidad un sistema de dos estrellas casi idénticas juntas, separadas por 3.5 minutos de arco. La estrella más occidental es Epsilon-1 y la más oriental Epsilon-2.

Ya con un telescopio, se aprecia que cada una de estas estrellas se divide a su vez en dos estrellas de clase A, aun más similares. El par de estrellas de Eps-1 están separadas por 2.8 segundos de arco y el de Eps-2 por 2.2 segundos de arco.

Doble Doble (ε Lyrae): Epsilon Lyrae es una maravillosa estrella en la constelación de Lyra (la Lira) llamada "Doble Doble" porque con suficiente magnificación puede dividirse fácilmente en dos pares de estrellas.
Doble Doble (ε Lyrae): Epsilon Lyrae es una maravillosa estrella en la constelación de Lyra (la Lira) llamada «Doble Doble» porque con suficiente magnificación puede dividirse fácilmente en dos pares de estrellas.

De oeste a este, el par de Eps-1 está formado por Eps-1 A y Eps-1 B y el par de Eps-2 por Eps-2 C y Eps-2 D. Todas ellas están ubicadas a 161 años luz de distancia de la Tierra.

Mizar y Castor, mucho más brillantes, son similares, pero sus pares individuales no pueden dividirse fácilmente y requieren un espectrógrafo u otras técnicas sofisticadas. Doble Doble (ε Lyr), sin embargo, es una excepción, ya que puede llegar a resolverse incluso a simple vista.

Un sistema cuádruple

El par de Eps-1 (Epsilon A y B) tiene período orbital de 1.800 años, una separación promedio de 235 UA y una alta excentricidad, que los acerca a 73 UA y los aleja hasta 400 UA. El par de Eps-2 (Eps C y D) tiene un período orbital de 724 años y una separación media de 145 UA (de 95 a 195).

Eps-1 y Eps-2 están demasiado separadas entre sí como para que se note algún movimiento orbital. Se encuentran separadas por un mínimo de 10.000 UA y deben tener un período orbital de unos 400 mil años.

Aún no sabemos cómo se forman estos sistemas cuádruples, con pares razonablemente cercanos y pares de pares tan separados entre sí. Sin embargo, las influencias gravitacionales de estrellas cercanas y las mareas galácticas probablemente separarán a Eps-1 y Eps-2 en dobles que tomarán caminos separados.

RR Lyrae

RR Lyrae es una estrella de séptima-octava magnitud a 10 grados al noreste de Vega. Se encuentra a 850 años luz, su luminosidad es 30-85 veces la del Sol y su radio es entre 4 y 8 veces el solar.

Es el prototipo de las «estrellas RR Lyrae», un conjunto enorme y profundamente importante de estrellas, que abundan en una buena fracción de los cúmulos globulares, de ahí el término alternativo de «variables de cúmulos».

Las «estrellas RR Lyrae»

RR Lyrae es el prototipo de las «estrellas RR Lyrae», que pulsan en radio y brillo en períodos muy cortos. La propia RR Lyrae cambia aproximadamente una magnitud (de 7.06 a 8.12) en apenas 13.6 horas. El brillo aumenta rápidamente hasta alcanzar un máximo, seguido por un lento declive.

RR Lyrae y el resto de su grupo, son versiones de período corto y bajo contenido en metal de las variables gigantes/supergigantes Cefeidas, ejemplificadas por Delta Cephei, Zeta Geminorum y Eta Aquilae. La mayoría de estos gigantes pertenecen a la clase K, o al extremo frío de la clase G.

Un contenido en metal muy bajo (7 por ciento del solar) hace que RR Lyrae sea más pequeña y más caliente que una gigante ordinaria, lo que la convierte en una estrella nominal de clase media-F (F5).

Pero como variable pulsante, la temperatura superficial también varía, por lo que la clase va desde A8 hasta F7 (típico del rango completo de estrellas RR Lyrae). La temperatura en sí misma no se conoce bien, pero parece estar en promedio entre 6.200 y 7.000 K.

Habitantes del halo galáctico

El Sol, y la mayoría de las estrellas que nos rodean, habitan en el disco galáctico («Población I»). Sin embargo, RR Lyrae y el resto de su grupo, son habitantes del halo galáctico, al igual que los cúmulos globulares («Población II»).

Las estrellas del disco, como el Sol, tienen órbitas más o menos circulares alrededor del centro de la galaxia y bajas velocidades relativas entre sí. Sin embargo, en el halo galáctico las estrellas y cúmulos se mueven rápidamente a través del disco, y sus órbitas son altamente elípticas.

RR Lyrae no es una excepción en este sentido: Está pasando rápidamente junto a nosotros a 285 kilómetros por segundo, cerca de 20 veces la velocidad normal para las estrellas circundantes del disco galáctico.

Todas las estrellas RR Lyrae tienen aproximadamente las mismas luminosidades absolutas promedio (magnitudes visuales absolutas de -0.7), lo que las convierte en excelentes indicadores de distancia cuando se observan en otras galaxias.

Constelación de Lyra (la Lira): Asterismos

La constelación de Lyra (la Lira) no contiene ningún asterismo propio. Sin embargo, forma un famoso asterismo con las constelaciones de Cygnus (el Cisne) y Aquila (el Águila): «El Triángulo del Verano».

El Triángulo del Verano

El asterismo «Triángulo del Verano» está formado por tres estrellas: Deneb (α Cyg) en Cygnus (el Cisne), Vega (α Lyr) en Lyra (la Lira) y Altair (α Aql) en Aquila (el Águila). Vega se encuentra en el vértice este del triángulo.

Constelación de Cygnus (Cisne): El asterismo "Triángulo del Verano" está formado por tres estrellas: Deneb (α Cyg), Vega (α Lyr) y Altair (α Aql).
Constelación de Cygnus (Cisne): El asterismo «Triángulo del Verano» está formado por tres estrellas: Deneb (α Cyg), Vega (α Lyr) y Altair (α Aql).

Constelación de Lyra (la Lira): Objetos más interesantes

La constelación de Lyra (la Lira) es el hogar de la famosa Nebulosa del Anillo (M57), que se encuentra entre Sheliak y Sulafat. También alberga el cúmulo globular M56 y la famosa estrella variable RR Lyrae.

Cúmulo M56 (NGC 6779)

El cúmulo globular M56 fue descubierto por Charles Messier en 1779 y se encuentra a unos 33.000 años luz de la Tierra. Tiene una magnitud aparente de 8.3 y puede verse con un telescopio pequeño.

Constelación de Lyra (Lira): M56.
Constelación de Lyra (Lira): M56.

Charles Messier describió M56 como «una nebulosa sin estrellas», al igual que la mayoría de los cúmulos globulares que descubrió. Esto se debe a que su telescopio no era lo suficientemente potente como para resolver individualmente ninguna de sus estrellas.

M56 tiene relativamente pocos elementos más pesados que el hidrógeno y el helio, lo que sugiere que sus estrellas nacieron temprano en la historia del Universo, antes de que muchos de los elementos existentes hoy en día se formaran en cantidades significativas.

M56 (NGC 6779), cúmulo globular.
M56 (NGC 6779), cúmulo globular.

Los astrónomos han descubierto que la mayoría de los cúmulos con este tipo de composición química se encuentran distribuidos en un mismo plano, en el halo de la Vía Láctea.

Esto sugiere que no son miembros del sistema de cúmulos globulares de la Vía Láctea, como se creia anteriormente, sino que proceden de una galaxia satélite.

Cúmulo NGC 6791

NGC 6791 es uno de los cúmulos abiertos más grandes y antiguos conocidos. Unas 10 veces más grande que la mayoría de los cúmulos abiertos y con una edad estimada de unos 10 mil millones de años. Está situado a 13.000 años luz y contiene unas 10.000 estrellas.

Constelación de Lyra (Lira): NGC 6791.
Constelación de Lyra (Lira): NGC 6791.

Es un cúmulo aparentemente poco llamativo. Sin embargo, al observarlo más detenidamente, se percibe el inusual tono amarillento de sus estrellas. Esto le da la apariencia no de un cúmulo abierto común, sino más bien de un cúmulo globular poco compacto.

NGC 6791, cúmulo abierto.
NGC 6791, cúmulo abierto.

Un anómalo cúmulo abierto

Los cúmulos globulares son antiguos grupos de estrellas que han estado presentes casi desde el inicio del Universo. Y ahí radica la clave de la singularidad de NGC 6791, ya que es un cúmulo abierto sorprendentemente antiguo.

Este cúmulo abierto se ha mantenido unido durante unos 10 mil millones de años, lo que posiblemente lo convierte en el segundo cúmulo abierto más antiguo, después de Berkeley 17, en Auriga.

Dentro del cúmulo, un grupo de enanas blancas parece tener 6 mil millones de años y otro 4 mil millones. Estas edades además están desincronizadas con las de las estrellas normales del cúmulo, que tienen 8 mil millones de años.

Un misterio aun sin resolver

La discrepancia de edad es un problema, porque las estrellas en un cúmulo abierto deberían tener todas la misma edad, ya que se forman al mismo tiempo dentro de una gran nube de gas y polvo interestelar.

Después de un extenso análisis, los astrónomos se dieron cuenta de que las enanas blancas del grupo aparentemente más joven pueden estar formando sistemas binarios, y debido a la gran distancia del cúmulo, parecer una sola estrella más brillante, y por tanto, más joven.

Sin embargo, aun no han sido capaces de reconciliar una edad de 6 mil millones de años para las enanas blancas, con otra de 8 mil millones de años para la población estelar normal dentro del mismo cúmulo.

Nebulosa «del anillo» (M57) (NGC 6720)

M57, o nebulosa del anillo, es una nebulosa planetaria descubierta por el astrónomo francés Antoine Darquier de Pellepoix en 1779. Está ubicada a 2.000 años luz de distancia, tiene una magnitud aparente de 8.8 y puede ser observada con telescopios de tamaño moderado.

Constelación de Lyra (Lira): M57.
Constelación de Lyra (Lira): M57.

M57 está orientada hacia la Tierra, de manera que los astrónomos ven el anillo de frente. El gas verdoso en el centro de la nebulosa es en realidad una estructura en forma de balón de rugby vista de frente, que atraviesa el material rojo en forma de rosquilla.

M57 (NGC 6720), nebulosa "del anillo".
M57 (NGC 6720), nebulosa «del anillo».

El borde interno del anillo muestra una estructura intrincada de nudos oscuros e irregulares de gas denso que los vientos estelares aún no han podido dispersar. Los nudos y sus colas se parecen a los radios de una bicicleta.

El color verde oscuro en el centro representa el helio, el color verde claro del anillo interno es el resplandor del hidrógeno y oxígeno, y el color rojizo del anillo externo representa el nitrógeno y el azufre.

La nebulosa tiene forma de un rosquilla distorsionada y aunque el centro de esta rosquilla puede parecer vacío, en realidad está lleno de material de baja densidad con una forma similar a la de un balón de rugby, encajado en el agujero central de la rosquilla.

El anillo principal está compuesto de gas expulsado por una estrella moribunda en el centro de la nebulosa. Esta estrella está en camino de convertirse en una enana blanca, un cuerpo muy pequeño, denso y caliente que es la etapa evolutiva final de una estrella como el Sol.

Galaxia «Cabeza de Pájaro» (NGC 6745)

NGC6745 es un impresionante ejemplo de colisión entre galaxias. Una gran galaxia espiral, con su núcleo aún intacto, ha interactuado con una galaxia pasajera más pequeña.

Constelación de Lyra (Lira): NGC 6745.
Constelación de Lyra (Lira): NGC 6745.

Las estructuras brillantes de colores azules y blanco azulados donde estaría el pico del pájaro y el contorno curvo de su cabeza, muestran el rastro dejado por la galaxia más pequeña a su paso (situada casi fuera del campo de visión, en la parte inferior derecha de la imagen).

NGC 6745, galaxia "Cabeza de Pájaro".
NGC 6745, galaxia «Cabeza de Pájaro».

Estas galaxias no interactuaron solo gravitacionalmente al pasar una junto a la otra, sino que chocaron realmente. Cuando las galaxias chocan, las estrellas casi nunca chocan entre sí.

Esto es así porque el tamaño de las estrellas individuales es pequeño en comparación con sus separaciones típicas, lo que hace que la probabilidad de encuentro físico sea relativamente pequeña.

Ondas de choque y formación estelar

Sin embargo, la situación es bastante diferente para el medio interestelar, material que consiste principalmente en nubes de gases atómicos y moleculares y pequeñas partículas de materia y polvo, fuertemente acopladas al gas.

Las nubes interestelares de ambas galaxias no se mueven libremente pasando una junto a la otra sin interrupción como hacen las estrellas, sino que sufren una fuerte colisión.

Las altas velocidades relativas causan ondas de choque en la superficie de contacto entre las nubes interestelares. Esta presión, a su vez, produce grandes densidades de material que colapsa gravitatoriamente, desencadenando episodios de formación estelar.

Las estrellas azules calientes en la imagen son la evidencia de esta formación estelar.

Más Información: Lyra constellation

Etiquetas:
, ,
2 Comentarios

Escribe un Comentario

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!