El Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA ha captado una imagen de Arp 122, una galaxia peculiar que en realidad está formada por dos galaxias en colisión: NGC 6040, la galaxia espiral inclinada y deformada, y LEDA 59642, la galaxia espiral redonda y de frente.

Hubble capta una espectacular imagen de dos galaxias en colisión

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA ha captado una espectacular imagen de Arp 122, una galaxia peculiar que en realidad está formada por dos galaxias en colisión: NGC 6040, la galaxia espiral inclinada y deformada, y LEDA 59642, la galaxia espiral redonda y de frente.

Este impresionante encuentro cósmico se está produciendo a una distancia de aproximadamente 570 millones de años luz de la Tierra.

Asomándose en la esquina inferior izquierda está la galaxia elíptica NGC 6041, un miembro central del cúmulo de galaxias en el que reside Arp 122, pero que no participa en esta colisión monstruosa.

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA ha captado una imagen de Arp 122, una galaxia peculiar que en realidad está formada por dos galaxias en colisión: NGC 6040, la galaxia espiral inclinada y deformada, y LEDA 59642, la galaxia espiral redonda y de frente.
El Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA ha captado una imagen de Arp 122, una galaxia peculiar que en realidad está formada por dos galaxias en colisión: NGC 6040, la galaxia espiral inclinada y deformada, y LEDA 59642, la galaxia espiral redonda y de frente.

Una lenta escala de tiempo

Las colisiones y fusiones galácticas son eventos monumentalmente energéticos y dramáticos, pero ocurren en una escala de tiempo muy lenta.

Por ejemplo, la Vía Láctea está en camino de colisionar con la Galaxia de Andrómeda (M31), su galaxia vecina más cercana. Pero esto no empezará a suceder hasta al menos dentro de cuatro mil millones de años.

El proceso de colisión y fusión tampoco será rápido: podría llevar cientos de millones de años. Si estas colisiones llevan tanto tiempo es debido a las distancias verdaderamente masivas involucradas.

Las galaxias están compuestas por estrellas y sus sistemas solares, polvo, gas y materia oscura invisible. En las colisiones galácticas, por lo tanto, estos componentes constituyentes pueden experimentar cambios enormes en las fuerzas gravitacionales que actúan sobre ellos.

Una estructura cambiante

Con el tiempo, esto cambia completamente la estructura de las dos (o más) galaxias en colisión y, a veces, resulta en una única galaxia fusionada. Este podría ser el resultado de la colisión mostrada en esta imagen.

Se piensa que las galaxias resultantes de fusiones tienen una estructura regular o elíptica, ya que el proceso de fusión perturba estructuras más complejas (como las observadas en las galaxias espirales).

Sería fascinante saber qué aspecto tendrá Arp 122 una vez que esta colisión se haya consumado, pero eso no ocurrirá hasta dentro de mucho, mucho tiempo.

Fuente: Hubble Captures a Monster Merger

Etiquetas:
,
Sin Comentarios

Escribe un Comentario

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!