OSIRIS-APEX: Nueva misión de OSIRIS-REx rumbo a Apophis

OSIRIS-APEX: Nueva misión de OSIRIS-REx rumbo a Apophis

La nave espacial OSIRIS-REx de la NASA cambia su nombre a OSIRIS-APEX y emprende un viaje para estudiar el asteroide Apophis y aprovechar su aproximación cercana a la Tierra en 2029, algo que no ha sucedido desde que existe registro histórico.

Al final de un largo viaje por carretera, podría ser el momento de levantarse y descansar un rato, especialmente si se trata de un viaje de siete años y más de 6 mil millones de kilómetros para traer a la Tierra una muestra del asteroide Bennu.

OSIRIS-APEX: Nueva misión, nuevo nombre

Pero OSIRIS-REx (Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification and Security – Regolith Explorer), la misión de la NASA que logró esta hazaña en septiembre, ya está en camino para explorar un nuevo destino con un nuevo nombre.

Cuando OSIRIS-REx salió de Bennu en mayo de 2021 con una muestra a bordo, sus instrumentos estaban en excelentes condiciones y todavía le quedaba una cuarta parte de su combustible.

Entonces, en lugar de desconectar la nave espacial tras entregar la muestra, el equipo propuso enviarla en una misión al asteroide Apophis, con llegada prevista para abril de 2029. La NASA aprobó la propuesta y así nació OSIRIS-APEX (Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification, and Security – Apophis Explorer) 

Después de considerar varios destinos (incluidos Venus y varios cometas), la NASA decidió enviar la nave espacial a Apophis, un asteroide tipo S hecho de materiales de silicato y níquel-hierro, muy distinto de Bennu, un asteroide tipo C rico en carbono.

Apophis: Una aproximación excepcionalmente cercana

La fascinación con Apophis se debe a su aproximación excepcionalmente cercana a nuestro planeta, que ocurrirá el 13 de abril de 2029.

Aunque Apophis no chocará con la Tierra durante este encuentro ni en el futuro previsible, el asteroide pasará a solo 32.000 kilómetros de la Tierra, más cerca que algunos satélites y lo suficientemente cerca como para que sea visible a simple vista en el hemisferio oriental.

Imágenes del asteroide Apophis registradas en marzo de 2021 por antenas de radio del complejo Goldstone del Deep Space Network (DSN) en California y el Telescopio Green Bank en Virginia Occidental. Cada píxel tiene una resolución de 38,75 metros. El asteroide estaba a 17 millones de kilómetros.
Imágenes del asteroide Apophis registradas en marzo de 2021 por antenas de radio del complejo Goldstone del Deep Space Network (DSN) en California y el Telescopio Green Bank en Virginia Occidental. Cada píxel tiene una resolución de 38,75 metros. El asteroide estaba a 17 millones de kilómetros.

Los científicos estiman que los asteroides del tamaño de Apophis, de unos 340 metros de diámetro, solo se acercan tanto a la Tierra una vez cada 7.500 años.

«OSIRIS-APEX estudiará Apophis tras su aproximación a la Tierra, lo que nos permitirá ver cómo cambia su superficie al interactuar con la gravedad terrestre«, dijo Amy Simon, científica del proyecto de la misión con sede en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

La aproximación cercana de Apophis con la Tierra cambiará la órbita del asteroide y la duración de su día de 30,6 horas. El encuentro también podría causar terremotos y deslizamientos en la superficie del asteroide que podrían dejar al descubierto el material de su interior.

Apophis: Base para la investigación de defensa planetaria

«La aproximación cercana es un gran experimento natural», dijo Dani Mendoza DellaGiustina, investigador principal de OSIRIS-APEX en la Universidad de Arizona en Tucson.

“Sabemos que las fuerzas de marea y la acumulación de escombros son procesos que podrían desempeñar un papel fundamental en la formación de planetas. Podrían aclararnos cómo pasamos de los escombros del Sistema Solar primitivo a los planetas que conocemos hoy en día”.

Apophis representa algo más que la simple oportunidad de aprender más sobre cómo se forman los sistemas solares y los planetas: resulta que la mayoría de los asteroides potencialmente peligrosos conocidos (aquellos cuyas órbitas se encuentran a 7,4 millones de kilómetros de la Tierra) también son de tipo S.

Lo que el equipo aprenda sobre Apophis puede servir de base para la investigación de defensa planetaria, una de las principales prioridades de la NASA.

OSIRIS-APEX: Itinerario de viaje

Para el 2 de abril de 2029, aproximadamente dos semanas antes de la aproximación cercana de Apophis con la Tierra, las cámaras de OSIRIS-APEX comenzarán a tomar imágenes del asteroide a medida que la nave espacial lo alcance.

Telescopios terrestres observarán también el asteroide Apophis de cerca durante este tiempo. Pero en las horas posteriores a la aproximación cercana, Apophis aparecerá demasiado cerca del Sol en el cielo para que los telescopios ópticos terrestres lo puedan observar.

Esto significa que cualquier cambio provocado por la aproximación cercana será detectado mejor por la nave espacial que por los telescopios terrestres.

OSIRIS-APEX llegará al asteroide el 13 de abril de 2029 y operará en sus proximidades durante aproximadamente los próximos 18 meses. Además de estudiar los cambios en Apophis causados por su encuentro con la Tierra, la nave espacial llevará a cabo muchas de las mismas investigaciones que OSIRIS-REx realizó en Bennu

Estas investigaciones incluyen el uso de sus instrumentos generadores de imágenes, espectrómetros y un altímetro láser para mapear de cerca la superficie y analizar su composición química.

OSIRIS-APEX ofrecerá un extra

Como extra, OSIRIS-APEX repetirá uno de los actos más impresionantes de OSIRIS-REx (menos la recolección de muestras), sumergiéndose a casi 5 metros de la superficie del asteroide y disparando sus propulsores hacia abajo.

Esta maniobra removerá rocas y polvo de la superficie para que los científicos puedan echar un vistazo al material que se encuentra debajo.

Aunque faltan más de cinco años para el encuentro con Apophis, el siguiente hito en su viaje es el primero de seis pases cercanos al Sol. Esas aproximaciones cercanas, junto con tres asistencias gravitatorias desde la Tierra, pondrán a OSIRIS-APEX en camino para alcanzar Apophis en abril de 2029.

Queda por ver qué descubrirá OSIRIS-APEX sobre Apophis, pero si la encarnación anterior de la misión sirve de indicación, nos esperan resultados científicos sorprendentes. «Aprendimos mucho en Bennu, pero ahora tenemos aún más preguntas para nuestro próximo objetivo», dijo Simon.

Fuente: NASA Asteroid Sampling Mission Renamed OSIRIS-APEX for New Journey

Etiquetas:
, ,
Sin Comentarios

Escribe un Comentario

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!