Imagen del Telescopio Espacial James Webb que muestra detalles intrincados del objeto Herbig Haro 797 (HH 797).

Una protoestrella en Herbig-Haro 797

Esta nueva Imagen del mes del Telescopio Espacial James Webb de NASA/ESA/CSA revela detalles complejos del objeto Herbig Haro 797, en cuyo interior se halla una protoestrella.

Herbig-Haro 797, que domina la mitad inferior de esta imagen, se encuentra cerca del joven cúmulo estelar abierto IC 348, cerca del borde oriental del complejo de nubes oscuras de Perseo y en su interior alberga una protoestrella.

Se cree que los brillantes objetos que emiten en el infrarrojo, en la parte superior de la imagen, albergan dos protoestrellas más.

Imagen del Telescopio Espacial James Webb que muestra detalles intrincados del objeto Herbig Haro 797 (HH 797).
Imagen del Telescopio Espacial James Webb que muestra detalles intrincados del objeto Herbig Haro 797 (HH 797).

Esta imagen fue capturada con la cámara de infrarrojo cercano (NIRCam) de Webb. Las imágenes infrarrojas son poderosas para estudiar las estrellas recién nacidas y sus chorros de gas, porque las estrellas más jóvenes todavía están incrustadas dentro del gas y el polvo a partir del cual se formaron.

Qué es una protoestrella

Las protoestrellas representan la fase naciente del ciclo de vida de una estrella, caracterizada por el colapso gravitatorio de una región densa dentro de una nube molecular.

A medida que vastas nubes de gas y polvo se contraen bajo su propia gravedad, el material en el núcleo comienza a acumularse, formando un disco giratorio y aplanado conocido como disco protoestelar.

Disco protoplanetario y protoestelar
Disco protoplanetario y protoestelar

Este disco se convierte en el lugar de nacimiento de una protoestrella, donde las fuerzas gravitatorias atraen la materia circundante, aumentando constantemente la temperatura y la presión en el núcleo.

Durante la fase protoestelar, la joven estrella está envuelta en un capullo de polvo que la oscurece, volviéndola invisible para los telescopios ópticos.

Sin embargo, las observaciones en infrarrojo y radio son capaces de atravesar este velo cósmico, lo que permite a los astrónomos detectar la energía que irradia la protoestrella y estudiar sus propiedades físicas en evolución.

A medida que la protoestrella continúa acumulando masa, sufre profundas transformaciones, pasando a las siguientes etapas de evolución estelar.

Objetos Herbig-Haro

Los objetos Herbig-Haro son regiones luminosas que rodean estrellas recién nacidas (conocidas como protoestrellas) y se forman cuando los vientos estelares, o los chorros de gas que arrojan estas estrellas recién nacidas, forman ondas de choque que impactan con el gas y polvo cercanos a altas velocidades.

La emisión infrarroja de los chorros de gas de la estrella penetra el gas y el polvo que los oscurecen, lo que hace que los objetos Herbig-Haro sean ideales para su observación con los sensibles instrumentos de infrarrojos del Webb.

Las moléculas excitadas por las condiciones turbulentas, incluido el hidrógeno molecular y el monóxido de carbono, emiten luz infrarroja que Webb puede recolectar para visualizar la estructura de los chorros.

NIRCam es un instrumento particularmente bueno para observar las moléculas calientes (a miles de grados Celsius) que se excitan como resultado de las ondas de choque en el interior de los chorros de gas.

Dos protoestrellas, dos chorros

Empleando observatorios en la Tierra, los investigadores ya habían descubierto previamente que la mayor parte del desplazamiento al rojo del gas molecular frío asociado con Herbig-Haro 797, (se aleja de nosotros) se encuentra hacia el sur (abajo a la derecha), mientras que el desplazamiento al azul (avanza hacia nosotros) está al norte (abajo a la izquierda).

También encontraron un gradiente a lo largo del chorro, de modo que a una distancia determinada de la joven estrella central, la velocidad del gas cerca del borde oriental del chorro está más desplazada al rojo que la del gas en el borde occidental.

En el pasado, los astrónomos pensaron que esto se debía a la rotación del chorro. Sin embargo, en esta imagen de Webb de mayor resolución podemos ver que lo que se creía que era un solo chorro, en realidad son dos chorros casi paralelos con sus propias series de ondas de choque (lo que explica las asimetrías en la velocidad).

La protoestrella de Herbig-Haro, situada en la pequeña región oscura (en la parte inferior de la imagen, a la derecha del centro del chorro), y ya conocida por observaciones anteriores, no es una estrella simple, sino doble. Cada estrella en este sistema binario está produciendo su propio chorro de gas.

En esta imagen también se ven otros chorros, incluido uno de la protoestrella en la parte superior, a la derecha del centro del chorro, y también se aprecian sus cavidades iluminadas.

Fuente: A prominent protostar in Perseus

Sin Comentarios

Escribe un Comentario

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!

¡Súbete a bordo!

¡Súbete a bordo!

Suscríbete gratuitamente para estar informado de las novedades que llegan desde Más Allá del Azul Pálido.

¡Bienvenido a bordo rumbo a lo desconocido!